Carlo Leifert comprova que els aliments ecològics són més nutritius.

By in Gastronomía, Geografia, Gourmet, Medi Ambient on June 19, 2008

Fragments de http://www.ecoalimenta.com

Tras la presentación del informe QLIF (Quality Low Input Food) financiado por la Comunidad Europea en el que se demuestra científicamente y se confirma que los alimentros ecológicos son más nutritivos y saludables. Carlo Leifert ha sido el coordinador del estudio , que integra un total de 15 países y que duró 4 años.

La agricultura, ganadería y transformación de alimentos ecológicos están regulados por ley, según normativa comunitaria, Reglamento CEE 2092/91 del Consejo de 24 de junio de 1991 (DOCE 198 de 22/07/91), protegiendo y controlando esta denominación, así como a todos sus términos “orgánica”, “biológica”, “eco”, “bio”, etc., e indica los procesos que se deben realizar y los productos que se pueden utilizar.

La agricultura ecológica apunta a redefinir un sistema de producción agrario que utiliza de manera óptima los recursos naturales, sin la utilización de elementos químicos que pueden dejar residuos perjudiciales para la salud o el medio ambiente. De esta manera, permite que tanto animales como plantas crezcan en un entorno equilibrado y beneficioso para todos los integrantes del sistema: agricultor, producto y consumidor.

Resultados del Proyecto QLIF

Entre las principales conclusiones de este proyecto, se destacan las siguientes:

• Las cuestiones alimentarias que más preocupan a los consumidores y que decantan el consumo ecológico son la presencia de organismos genéticamente modificados (43%), la presencia de pesticidas en los alimentos (42%), la presencia de antibióticos en carne (31%) y las intoxicaciones por alimentos (31%). Cabe destacar que los omg, los pesticidas y la administración preventiva de antibióticos al ganado están prohibidos en la producción ecológica.

• La producción ecológica reduce significativamente los problemas medioambientales causados por el cultivo convencional, como la contaminación de los acuíferos por nitratos (lixiviación de nitratos), reduce la emisión de gases de efecto invernadero, actúa sobre la pérdida de biodiversidad y evita la erosión del suelo.

• Los alimentos ecológicos de origen vegetal han destacado por presentar mayor contenido en materia seca, mayor contenido mineral (fósforo, potasio, calcio, magnesio, hierr o, cobre y zinc), mayor contenido en vitaminas (A, B, C), mayor contenido en proteínas y en hidratos de carbono.

• De acuerdo con las diversas investigaciones, se ha encontrado mayor concentración de sustancias antioxidantes (fenoles totales y flavonoides), tanto en frutas y verduras ecológicas, como en la orina de personas cuya dieta se basaba en alimentos ecológicos. La actividad antioxidante de los compuestos fenólicos, en general, ha quedado ampliamente demostrada en su actividad como inhibidores de la oxidación de las grasas (peroxidación lipídica) y del efecto secuestrador de radicales libres, lo que repercute en evitar el envejecimiento celular en el organismo y potenciar el efecto protector contra determinadas enfermedades.

• Los resultados correspondientes a la leche y productos lácteos ecológicos indican mayor contenido en vitaminas A y E; y mayor proporción de ácidos grasos poliinsaturados (omega-3 y ácido linoleico conjugado-CLA), que los obtenidos por métodos convencionales. Los incrementos a favor del alimento ecológico, varían entre un 40% y un 80%, dependiendo del nutriente y del alimento. La mayor presencia de ácidos grasos poliinsaturados en la dieta es responsable, en parte, de la menor incidencia de afecciones coronarias en el mundo occidental y de reducir el colesterol en la sangre.

El profesor Leifert, no sincierta ironía, remarcó que la Seguridad Social se ahorraría mucho dinero si la alimentación ecológica estuviese más extendida, en, por ejemplo, tratamientos de fertilidad en hombres, ya que se ha demostrado que los que consumen habitualmente este tipo de productos, poseen una calidad de semen superior a los que no.

También habló y demostró como la forma de cultivo ecológica , al no usar pesticidas, favorece a la no desaparición de la capa de ozono, al no usar, por ejemplo, bromuro de metilo, que aunque en Europa está prohibido, se usa mucho para fumigar suelos y tiendas de alimentación, y productos como tomanes o fresas en África y es muy dañino para la capa de ozono, hasta 50 veces más potente que los compuestos fluorcarbonados (CFC) destruyendo el ozono.

——-

a + a +, la entrevista a Leifert de La Contra de La Vanguardia

“Comer alimentos ecológicos refuerza la salud humana”

VÍCTOR-M. AMELA – 23/05/2008

Tengo 47 años. Nací en Alemania y vivo en Gran Bretaña. Soy ingeniero agrónomo y doctor en Microbiología Bromatológica. Estoy casado y tengo dos hijas, de 13 y 16 años. ¿Política? Debería velar más por la seguridad alimentaria. Coordino el estudio Quality Low Input Food

¿Qué no les daría de comer jamás a sus hijas?

Todos los alimentos consumimos en casa ecológicos. En Gran Bretaña esto es ya posible, en comercios especializados: dispones de todas las verduras, hortalizas y frutas ecológicas (excepto berenjenas, no sé por qué).

¿Y la carne? ¿Y la leche?

En la zona en que vivo, podemos comprar directamente en una granja ecológica carne de vacuno (y su leche), porcina y de pollo.

¿Qué es ganadería ecológica?

El animal no está estabulado, puede moverse como si estuviese libre y come pastos en vez de piensos sintéticos. ¡Con ganadería ecológica no hubiese habido vacas locas!

¿Y qué es agricultura ecológica?

La que no emplea en los cultivos ni abonos sintéticos (nitrogenados o fosforados) ni pesticidas sintéticos.

Los de la agricultura convencional.

Sí: facilitan cosechas más productivas económicamente, pero dañan el medio ambiente y la salud humana.

¿Hasta qué punto dañan mi salud?

Durante años trabajé en la industria agroquímica, hasta que constaté que, tarde o temprano, cada pesticida que diseñábamos se tenía que retirar del mercado al comprobarse su nocividad sobre nuestro sistema inmunitario, sobre el endocrino, hormonal, sobre la merma de la fertilidad humana…

¿Se sintió culpable?

Decidí focalizar mis investigaciones en la agricultura y la ganadería ecológicas. Desde el 2004 coordino el Quality Low Input Food, estudio pagado por la comisión de la Unión Europea. Y ya tenemos algunos resultados.

Avánceme alguno.

El nivel de antioxidantes, vitaminas, betacarotenos y minerales es mucho más elevado en los vegetales ecológicos que en los convencionales. Así, los ecológicos son mucho más anticancerígenos y cardiosaludables.

¿Y no bastaría con lavar bien los vegetales o pelar las frutas convencionales?

No, porque el pesticida ha penetrado en sus tejidos. Hay más pesticida en los tejidos más superficiales que en los profundos: al pelar la fruta, eliminas la mayoría de los pesticida…, ¡pero a la vez eliminas la mayoría de las vitaminas y la fibra de esa fruta!, pues están justo en esos tejidos más superficiales.

Qué desastre.

Solución: agricultura y ganadería ecológica.

Los alimentos ecológicos son caros…

Si se generalizasen, serían más baratos.

¿Qué ventajas nos reportarían?

Ventajas para la salud, para el medio ambiente y ventajas también para la economía.

Cíteme las de la salud humana.

Con la misma cantidad de alimento, ingerirías muchos más minerales, vitaminas, proteínas e hidratos de carbono. Y más fenoles y flavonoides, que retrasan el envejecimiento celular y refuerzan el sistema inmunitario… ¡Comer alimentos ecológicos con regularidad reforzará tu salud!

Pues bienvenidos.

Una naranja ecológica tiene un 20% más de vitamina C. Un pimiento ecológico, un 15% más de polifenoles que otro convencional.

¿Y una lechuga ecológica?

De entrada, no ha sido pulverizada con pesticidas ni desinfectada con soluciones de cloro (prohibidas ya en algunos países).

¿Y la leche de vaca ecológica?

Un 20% más de carotenoides, un 30% más de vitamina E y provitamina A, un 60% más de Omega 3, ¡y de 40% a 80% más de ácido linoleico conjugado, que es anticancerígeno, cardiosaludable e inmunoestimulante!

Cíteme ventajas medioambientales.

Producir un kilo de abono sintético nitrogenado exige un litro de petróleo, y vierte 2,4 kilos de CO a la atmósfera. Y la escorrentía 2 de abono sintético fosforado contamina tierras, cursos de agua y mares. Total: son abonos contaminantes y serán cada día más caros, por lo que las ventajas de la agricultura ecológica son también económicas.


¿Por qué serán cada día más caros?

Porque dentro de 60 años, cuando las minas de fósforo estén agotadas y el petróleo sea carísimo, ¿cómo abonaremos nuestros cultivos si todavía seguimos usando estos abonos sintéticos? ¡La producción de alimentos decaería dramáticamente!

¿Cómo deberíamos abonar los cultivos, entonces?

El nitrógeno podemos fijarlo perfectamente en la tierra cultivando legumbres. Y la materia orgánica reciclada (heces incluidas) ¡es insuperable, mucho mejor que el fósforo! Hay que invertir ya en este reciclaje, porque al final habrá que hacerlo a la fuerza.

¿Qué van a hacer nuestros políticos?

No lo sé, yo soy científico: sólo aporto datos. Pero un cambio legislativo brusco no servirá de mucho si agricultores y ganadores no están motivados y convencidos de lo benéfico para todos de trabajar ecológicamente.

¿Qué dice la industria agroquímica?

Presiona en contra, por supuesto.

¿Qué personas deberían cambiarse sin dilación a los alimentos ecológicos?

Los vegetarianos: al ser el vegetal de cultivo convencional el grueso de su alimentación, están ingiriendo demasiados pesticidas.

¿Qué países consumen hoy más alimentos ecológicos?

Los del norte europeo: prefieren gastar algo más de dinero en su salud, e importan alimentos ecológicos de Italia y España, máximos productores y casi nada consumidores.

Compaeteix!

Alguna cosa a dir?

Loading Facebook Comments ...

One thought on “Carlo Leifert comprova que els aliments ecològics són més nutritius.

  1. 1

    Hola, creo que i noté que visitaron mi blogs tanto i vinieron a volver
    de preferiría Soy?. intentando buscar temas a mejorar
    sitio web asumo! bien adecuada para usar tu Ideas !!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

No Trackbacks.