Avui he fet un gran descubriment : Sao Tomé i Principe. És un petit pais-Illa (son 2 illes) situat al Golf de Guinea, amb només 165 000 habitants, a on parlen també portugues ( a part del “forro”, l”angolar” i el “principense”). Obviament pesquen molt, però la activitat principal és el cultiu de…..del cacao.

Com molts altres països veins, la seva situació te molts problemes encara. Això vol dir que hi ha molta feina per fer. La Unicef dedica projectes de salut, especialment infantil, de educació, sanejament i medi ambient. D’altra banda uns quants ecologistes han aparegut a la illa i han engegat projectes agricoles interessants.

Mireu la experiència de l’agronom italià Claudio Corallo.

Sembla ser que l’estat saotomenyo et dona concessions “sense cost” si poses en marxa explotacions de cacau abandonades, de manera ecologica i creant feina a la gent del lloc.

Qui sap, i si m’ho plantejo ? Teoricament he de tenir capacitat tecnica de apendre a portar una explotacio agricola encara que hauria de apendre tot sobre conreus tropicals i cacau, i pot ser allí tindria ocasió de participar activament en la millora de les condicions de una societat i de un territori, en clau de sostenibilitat, ecologia i aspirant a les millores socials de un poble. Clar que necessitaria molta ajuda…. i seria una gran resposnsabilitat …..

Podria trobar un col.lectiu de gent que en sapigui i amb valors coincidents, de saotomenyos i altres, i anar a viure a una petita illa africana? l’illa del cacau??

estudiare el tema….. voluntaris?

mentres tant, aqui unes fotos de Sao Tomé

Compaeteix!

Aquest dies en que la comunitat científica internacional ha dit coses tan importants sobre el canvi climàtic, un altre cop em sobta la paradoxa de que, si be mai s’ha parlat tant de medi ambient, continua i essent elevada la desinformació.Hi haurien tantes coses per fer, complicades i senzilles!Jo proposo la tornada de Maia !! La abella amb el nom de la terra que va intentar fer una tasca de divulgació sobre naturalesa i medi ambient amb rigor cientific i simpatia!!

Compaeteix!

Per desgràcia crec que hi ha massa poca cultura mediambiental de carrer….i el més fort és que ja estem al 2007!! pot ser fa uns anys hi havia alguna justificació, pero a les alçades de avui en dia em sembla molt trist la incultura o desinformació de carrer que hi ha en aquest temes…i clar, per tant la poca sensibilitat per això m'ha semblat interessant aquesta noticia que he trobar avui a La vanguardia A veure si avancem una mica, des de la base…. http://www.lavanguardia.es/premium/edicionimpresa/20070115/51300991439.html Televisión poco ecológica SABRINA CARRERA – BARCELONA – 15/01/2007 – LA VANGUARDIA Los canales de televisión no suelen producir programas sobre medio ambiente y ecología. Aunque siempre existe algún espacio dedicado a estas problemáticas en los canales públicos, según los expertos consultados, no son legión. Yen los privados, no existen. Sin embargo, sus resultados de audiencia confirman que los espectadores son numerosos y fieles. ¿Qué es lo que falta para incrementar la difusión de reportajes y la producción de nuevos programas? "Faltan líderes de opinión capaces de apoyar secciones y proyectos sobre medio ambiente", explica José Luis Gallego, periodista especializado en la divulgación de estos temas. Los horarios de difusión tampoco son una panacea pues nunca son programas en prime time.Algunos se pasan por la tarde; otros, a mediodía o pasada la medianoche. Sorprende también la pasividad de la televisión pública: "No hay mucha oferta de calidad, lo peor es que los canales públicos no apuestan por estos contenidos", subraya Maria Josep Picó, directora de la revista NAT.En las noticias, el medio ambiente se trata a partir de las catástrofes naturales. La divulgación positiva, con contenidos fuertes, no obtiene suficientes espacios. Los ciudadanos quieren que los medios traten estos temas, y, según Gallego, las empresas más influyentes ya no consideran la ecología una enemiga del mercado, sino que les parece fundamental participar en proyectos que protejan el entorno. Entonces, ¿por qué no hay más programas de televisión, de radio o más artículos en la prensa que hablen de estos temas? "El problema son los propios medios. En muchas redacciones, no se tiene interés por hablar de medio ambiente. Algunos jefes nunca han divulgado esta información y siguen sin hacerlo por costumbre o ignorancia", asegura José Luis Gallego. ´EL ESCARABAJO VERDE´. Manuel Arranz, director de El escarabajo verde, programa de La 2 de TVE, insiste en que los espectadores son fieles y participan activamente a través de correos proponiendo diversos temas que se podrían tratar en el programa. "Cada semana tenemos a 700.000 espectadores, un 7% de audiencia, una de las mejores de La 2. Eso significa que el público quiere ver estos programas. Y si no los hacemos en las televisiones públicas, no sé dónde se van a hacer", dice. El escarabajo verde nació en 1997 y se emite semanalmente, todos los jueves a las 16.50 horas. El entorno urbano es el protagonista, porque la mayoría de la gente vive en las ciudades. "No somos un programa naturalista, combinamos la naturaleza con la urbe moderna. Buscamos los conflictos, los aspectos humanos", explica Arranz. Algunos temas tratados estas últimas semanas son, por ejemplo, Collserola distrito forestal, Malos tiempos para el roble o Manolo no está solo.Este último, trata de una persona que se ha tomado en serio su actitud para frenar el deterioro medioambiental y el calentamiento global. ELS MATINS. Todos los lunes, entre las 10.45 y las 11.00 h, José Luis Gallego presenta la sección de ecología doméstica en el programa de Josep Cuní. El periodista enseña cómo contribuir a la mejora del medio ambiente en la vida cotidiana gracias a ejemplos prácticos. "La recolección selectiva es mi gran obsesión porque es el terreno en el que los ciudadanos pueden actuar directamente sobre el entorno", observa Gallego. Con el inicio de la campaña de Navidad, decidió "abrir físicamente un regalo en el plató" para subrayar que además del presente se ofrecen embalajes y todo tipo de plásticos y materiales que se pueden recuperar. También propuso a los espectadores que preparasen una caja para almacenar todas las botellas de cava, vino y licores, "y así hacer un regalo al planeta el día de Reyes". El público llama al programa para saber dónde se tienen que tirar los tetrabricks, para averiguar si el vidrio de las botellas y el de una ventana rota deben tirarse en el mismo contenedor o si el poliespan es considerado como un envase y puede reciclarse. "La audiencia de Els Matins es muy importante, y cuando sale la sección de ecología no sólo se mantiene sino que aumenta". También subraya que tiene mucha suerte al trabajar en el programa de un periodista que apoya estos contenidos. MEDI AMBIENT. Con un formato diferente, Medi Ambient también forma parte de la programación de TV3. Es un espacio cotidiano de 10 minutos que se emite entre las noticias comarcales y las de mediodía. "Es un horario de máxima audiencia que permite a personas que habitualmente no miran estos programas acercarse a temas medioambientales", explica Xavier Duran, director del programa. Confrontan temas como el conflicto en Oriente Medio y el problema del agua o el nuevo Estatut y el medio ambiente, desde una perspectiva económica, social y cultural. Considera que en los medios siempre se favorece otro tipo de información: "En general, los responsables no conocen este campo, no tienen ni idea de estos temas". QUÈQUICOM. En el Canal 33 se emite Quèquicom,presentado por Toni Mestres. Es un programa de ciencia que pretende explicar los mecanismos que se esconden detrás de los avances científicos y tecnológicos, de los objetos de la vida cotidiana y de las noticias sobre el entorno. En noviembre, por ejemplo, dedicaron sus reportajes al cambio climático y a la energía. Toni Mestres abrió las puertas de su casa, una vivienda "sostenible"; un capítulo trató de los efectos del cambio climático sobre la fauna y la flora; otro analizó el problema de las emisiones de CO , y el último se centró 2 en las energías poco contaminantes. ESPACIOS NATURALES. A estos programas, se suman los dedicados a la naturaleza, como Espacios Naturales de TVE. Aunque nació para dar a conocer los espacios naturales que dependen de las autonomías, también se preocupa por el desarrollo sostenible. Actualmente no emiten, pero algunas series están pendientes de montaje y de difusión, como la dedicada a personajes anónimos que se han entregado al medio ambiente durante toda su vida. "Es un homenaje a esas personas que antes llamábamos locos", comenta Julio de Benito, director del programa. Su audiencia es rigurosa y siempre muy similar. "Mucha gente busca estos programas. El interés por ellos se ha incrementado, debido, entre otras cosas, a las catástrofes naturales". THALASSA. Las historias que cuenta el mar y sus gentes son el punto de partida de Thalassa.Nació en Francia en 1975, y en 1989, tras un proyecto transnacional, empieza a ser emitido por el Canal 33. Últimamente, han hecho un informe sobre el atún rojo en peligro y un a historia sobre el "viaje frustrado" de Josep Pla por la Costa Brava. Su director, Pere Secorún, no duda de que "no estaría de más un mayor rigor y profundizar en los temas de medio ambiente sin perder el enfoque divulgativo. Debería haber más programas y las televisiones apostar con valentía y medios". CANALES DE PAGO. Los canales de pago proponen cadenas monotemáticas como National Geografic, Documanía, Discovery Channel, Caza y Pesca o Viajar. Sus programas se producen prácticamente todos en el extranjero. En Discovery Channel se da una especial relevancia a documentales sobre el cambio climático. En Documanía interesan la degradación de las zonas verdes, el efecto invernadero, el incremento de las enfermedades infecciosas y el cambio climático. Otro ejemplo es el de Canal+, que estrenó a finales de diciembre la segunda parte de Planeta Tierra. Este pequeño mundo está experimentando algunos cambios de un tiempo a esta parte, aunque "son cambios lentos",subraya José Luis Gallego. Xavier Duran percibe que "hemos mejorado, pero falta mucho por hacer". Ambos están convencidos que la concienciación de los ciudadanos, el incremento del interés por el calentamiento global y por el entorno abrirán más espacios en los medios de comunicación.    

Compaeteix!

Top